Objetivamente “Franco una biografía en imágenes. Apuntes para un retrato personal”, del catedrático Francisco Torres y de Dionisio Rodríguez, es un libro tan importante como interesante. Básicamente nos muestra más de 1.600 fotografías engarzadas cronológica y temáticamente, gran parte de ellas inéditas, procedentes de varios archivos y cedidas por la propia familia de Franco. Con ello los autores han construido un relato histórico con una metodología moderna. Francisco Torres ha explicado que las fotografías no son ilustraciones para un texto previo, sino que es el texto el que ilustra las fotografías. Al tratarse de un intento de trazar una biografía personal los muchos documentos inéditos que aparecen acompañando a las imágenes son también de índole persona, quellos que los expertos en historia política no suelen utilizar.

El libro, que ya tiene en imprenta la 2ª edición, tras agotarse en distribución la primera en poco más de dos meses, se ha presentado en algunas ciudades españolas y según se ha informado estos actos van a continuar. Hasta ahora había habido alguna protesta aislada, demagógica, de Unidos Podemos pero en Sevilla se ha producido una auténtica campaña de presión, con tintes mafiosos, para evitar la presentación, apoyada incluso por el diario El País al echar un capote a los protestante manipulando la información. ¿Quiénes eran los protestantes? Adelante Sevilla, la marca podemita andaluza que dirigen Teresa Rodríguez y Kichi. Con ello está todo dicho. Aspiran a imponer no solo con la ley sino también con la fuerza la censura.

El libro se iba a presentar en el Ateneo de Sevilla. Esta entidad, supuestamente defensora de la libertad, se plegó a las presiones de la ultra izquierda y retiró el acuerdo firmado y pagado con SND, con la cobardía de justificarse con una mentira que se derrumbó cuando se publicaron los correos con la editorial. Desde la red se invitaba a la izquierda a estar atenta para averiguar dónde se realizaría la presentación y movilizarse, para que “sintieran el aliento en la nuca”. Los diversos locales contratados se volvieron atrás, en algún caso con visita policial de advertencia. La Delegación del Gobierno prohibió en 2 ocasiones que se celebrara en la calle, tal y como había anunciado la editorial.

Los organizadores, los autores, manifestaron que en defensa de la libertad de expresión, la libertad de imprenta y la libertad personal, que no admite la amenaza, en este caso de la izquierda, manifestó que haría la presentación porque no hacerla no era admisible.

Dadas las circunstancias, porque lo importante, lo simbólico, era realizarla, vencer la amenaza, se tuvo que hacer sin publicitar el local. Y el sábado 22 tuvo lugar en el centro de Sevilla. Además han anunciado que volverán para presentar la segunda edición. En todas las intervenciones (Álvaro Romero, María Fidalgo, general Juan Chicharro, Dionisio Rodríguez y Francisco Torres) se recalcó la idea de que estaban allí defendiendo la libertad. Francisco Torres explicó que estaban allí por un deber de conciencia y lamentó el silencio de tantos.

Naturalmente, ni el PP, ni Ciudadanos, ni VOX dijeron nada sobre el ataque a la libertad que la izquierda perpetró, pese a ocupar varias páginas en la prensa sevillana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like