No es necesario demostrar que el excesivo bienestar, el materialismo desmedido, es la principal causa de la falta de fe. Cuando únicamente estamos pendientes de satisfacer las necesidades corporales, descuidamos lo esencial; que nuestra alma pueda estar unida a Dios.

Se ha podido comprobar en el transcurso de los años que, en tiempos de crisis, ya sean políticas, sociales, económicas o incluso religiosas, los primeros que se ven fortalecidos son los cristianos. Es la consecuencia lógica que surge al verse en un estado de impotencia ante una situación incontrolable; nuestra fe se acrecienta, y nos arraigamos a la idea de que Cristo es el único y verdadero Señor de la vida y de la muerte. Es precisamente en las épocas azotadas por enfermedades y hambrunas cuando más ha crecido el cristianismo, del mismo modo que es en los tiempos de persecución cuando más santos han surgido.

Ante la situación actual, sin embargo, cabe preguntarse si ocurrirá lo mismo. Cuando la peste diezmó a la población italiana en 1576, San Carlos Borromeo convocó procesiones extraordinarias por las calles de Milán, para pedir al Señor que “aplaque su ira”. Cuando el COVID-19 llegó a España, inmediatamente se cerraron todas las iglesias, y no precisamente por una imposición estatal. Quizá San Carlos tenía clara aquella frase evangélica que dice “No tengáis miedo a los que matan al cuerpo pero no pueden hacer más (…) temed al que puede matar y después echar al fuego” Lc 12, 1-7.

No obstante, hay que admitir que en la situación actual han surgido algunas iniciativas destacables que, si bien no pueden sustituir la grandeza de la Santa Misa de ningún modo, al menos ponen a nuestra disposición detalles piadosos para que no perdamos la fe por completo. 

Queríamos destacar una de estas iniciativas en concreto: el canal de YouTube de la Escolanía del Valle de los Caídos. Según nos han informado han creado el canal con tres objetivos principalmente; promover el rezo del Santo Rosario entre las familias confinadas, que los fieles puedan escuchar la Santa Misa diariamente, aún sabiendo que no tiene validez sacramental para ellos, y que puedan seguir alimentando su vida cristiana a través de meditaciones y reflexiones.

Ya tienen subidos en la plataforma la celebración de los Oficios de Semana Santa, y algunas Misas que han celebrado en directo. Además, están subiendo el oficio divino, cantado por los monjes de la Abadía, con cierta asiduidad, y cada dos días aproximadamente van a subir una breve meditación sobre temas espirituales, según nos han informado.

En cuanto a los horarios, hay que comprender que se trata de una comunidad benedictina, así que no podemos pedirles que retransmitan la celebración de la Santa Misa en directo a una hora fija todos los días, ya que desde la basílica es imposible retransmitirla, por lo que están celebrando algunos sacerdotes de manera privada en otras capillas en las que hay mejor señal. Conviene decir, en cualquier caso, que todos los días avisan con antelación sobre las celebraciones, a través de la misma plataforma.

Pueden acceder al canal a través del siguiente enlace: https://www.youtube.com/channel/UCLKGmq5A7LOUmTN3oX5Rf9A/featured

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like

Nunc coepi – Visita del abad de Clear Creek

“Y dijo Yahvé a Gedeón: Por medio de estos trescientos hombres, os…

Entrevista al P. Javier Olivera

El P. Javier Olivera es un sacerdote argentino, graduado en la Facultad…

El Arte. Posible nueva víctima del hombre moderno

El pasado mes de enero de 2018 se retiró una de las…