¿Qué pasa en Medjugorje?

En un escondido lugar “entre las montañas” (pues eso es lo que significa Medjugorje en bosnio), quiso la Virgen aparecerse a seis jóvenes en el año 1981, apariciones que aún duran en nuestros días.  ¿Qué pasa en Medjugorje? ¿Qué es lo que atrae de ese lugar que tantos peregrinos católicos se le acercan? ¿Cuál es la postura de la Iglesia? ¿Qué es lo que ha llevado a tantos jóvenes a organizar una especie de JMJ (el Festival Internacional de Jóvenes de Medjugorje) allí cada año? ¿Qué es lo que produce la conversión de tanta gente?

Comencemos con un poco de historia: el ambiente de las apariciones se sitúa en pleno término de la Guerra de los Balcanes, en la que Bosnia-Herzegovina estaba bajo el Régimen Comunista de Tito, en la entonces llamada Yugoslavia.

El pueblo, sencillo, católico y basado en la agricultura; era una especie de oasis entre las creencias de otros pueblos cercanos ortodoxos o musulmanes. En 1969 se construyó la que sería la parroquia actual, desmesuradamente grande para la población de entonces, y curiosamente fue Santiago Apóstol, el santo de los peregrinos, el nombre de esta iglesia; cuidada por franciscanos.

En 1981, seis jóvenes comienzan a tener visitas de la Virgen en el monte cercano a Medjugorje, el Podbrdo: Vicka, Marija, Ivanka, Mirjana, Jakov e Iván, todos casados y con hijos actualmente. Iván, Vicka y Marija con apariciones diarias todavía y Mirjana, Jakov e Ivanka con apariciones anuales. La Virgen ha querido revelar 9 secretos a Iván y a Vicka, y el décimo a Ivanka, Jakov y Mirjana.

La advocación de la Virgen de Medjugorje es la Reina de la Paz; sin embargo, no se trata de la paz celebrada ahora por el mundo como ausencia de pecado, sino la Paz interior, la paz que se consigue solamente en íntima unión con Nuestro Señor Jesucristo, confiando plenamente en su Voluntad, tal y como describe Sor Emmanuel Maillard en su precioso libro El niño escondido de Medjugorje:

¡La Reina de la Paz viene a Medjugorje para sanarnos del vacío! Sabe que el vacío es una tortura para el corazón humano. ¿Por qué hoy en día tantos jóvenes se inclinan hacia la droga o el alcohol? ¿Por qué algunos van de pareja en pareja, sacrificando sobre el altar de la perversión el precioso don de la sexualidad? ¿Por qué pegan sus orejas a esas músicas lacerantes que propulsan sus conciencias inciertas hacia mundos ficticios? La respuesta es clara: no soportan la tortura del vacío interior. […] ¿Y qué nos dice la Reina de la Paz? “Queridos hijos, os invito al total abandono en Dios. Orad, hijitos, para que Satanás no os sacuda como ramas al viento. Sed fuertes en Dios… No estéis angustiados ni preocupados. Dios os ayudará y os mostrará el camino…” (Mensaje del 25 de mayo de 1988).

Y la Virgen también nos indica nuestras cinco piedras en la vida para vencer a Goliat, el Demonio, el cual ataca a aquellos que no están armados con ellas: la oración, el ayuno, la eucaristía, la confesión y la lectura de la Biblia. En realidad no son otros elementos que con los que todos los católicos contamos a lo largo de la tradición para vencer en la batalla espiritual. Dentro de la oración recomienda el rezo del Santo Rosario en familia, la adoración eucarística y el ayuno frecuente.

A pesar de los hechos sobrenaturales y de las numerosas conversiones, muchos católicos están a la espera de la confirmación de la Iglesia sobre Medjugorje; sin embargo, ya se han aprobado los primeros siete días de apariciones como verdaderas según la Comisión especializada dirigida por el Cardenal Camillo Ruini (escogido por el Papa Benedicto XVI para ello), que investigó estos fenómenos.

En la fiesta de Lourdes del año 2017 el Papa Francisco nombró a Monseñor Henryk Hoser su enviado a Medjugorje, y un año después lo nombró “Visitador apostólico” de este lugar. En el reciente Festival de Jóvenes de Medjugorje de este agosto los peregrinos pudieron contar con catequesis de diversos cardenales de la Iglesia Católica, entre ellos el conocido Cardenal Sarah.

¿Por qué estas apariciones de la Virgen? Quizá nuestro mundo, desangrado por tantas muertes de niños inocentes, de tanta juventud confusa, necesite que se le recuerde que sólo alcanzará la Paz del corazón si mantiene la Paz con Dios.

Así pues, sigamos confiando, orando y pidiendo a la Reina de la Paz la conversión de todas las almas, en estos momentos oscuros de la Iglesia. Solamente ella, camino hacia Nuestro Señor Jesucristo, podrá llenar nuestros corazones afligidos con la Verdadera Paz, aquella que nace del perfecto abandono y la completa confianza en su plan para nosotros.

Belén Gómez Carmena

 

 

Fuentes:

GARCÍA, Jesús. Medjugorje. 1ª edición. Madrid: Libros Libres, 2009. ISBN 978-84-92654-02-4

PAVIĈIĆ, Darko. Medjugorje, los primeros siete días. 1ª edición. Zagreb: 2021. ISBN 978-953-48620-5-6

MAILLARD, Sor Emmanuel. El Niño escondido de Medjugorje. 2ª edición. Barcelona: 2010. ISBN 978-84-613-8109-8

Puede consultar aquí todos los artículos de la autora:

https://revistahispanica.com/inicio/category/columnistas/belen-gomez-carmena/

Todo lo que debe saber sobre Medjugorje aquí:

https://www.religionenlibertad.com/secciones/1/9/tag/medjugorje.html

..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like

Vox: ¿votarlo o no votarlo? Esa es la cuestión.

Leí varios artículos días atrás sobre Vox y su problemática para un…