VIII Simposio de estudios tomísticos.

Del 5 al 7 de Noviembre de 2021 se ha organizado, como ya era costumbre antes de la pandemia, el VIII Simposio de Estudios Tomísticos en Barcelona. Dentro de la Universidad Balmesiana de esta misma ciudad, llamada así en recuerdo del filósofo y escritor sacerdote catalán Jaime Balmes (entre cuyas obras se encuentra El criterio), se han reunido los más relevantes tomistas españoles para hablar sobre la Gracia y la Salvación cristianas.

En la sede en la que enseñó el ya fallecido teólogo tomista Francisco Canals se fueron sentando profesores del mismo Instituto Santo Tomás y también provenientes de otras universidades como Don Lucas Prieto, Enrique Martínez, Don David Torrijos-Castrillejo o José María Alsina. También invitaron a ponentes extranjeros que acudieron de forma online como Don Piotr Roszak, polaco, o el teólogo alemán Reinhard Hütter.

Todos ellos profundizaron en el pensamiento tomista en sus conferencias desde muy diversas perspectivas siempre ciñéndose a la ortodoxia en lo referente a la acción de la Gracia y el alcance por ella de la Salvación Eterna. Las conferencias fueron alternándose con el rezo de la Liturgia de las Horas y la Santa Misa, en la capilla neogótica modernista de la Universidad Balmesiana, construida por el discípulo de Gaudí, Joan Rubió.

Las ponencias introdujeron al público en toda una perspectiva histórica de las diferentes herejías que pusieron en duda consideraciones teológicas en relación con la Gracia y la Salvación ya desde los comienzos del cristianismo, como ocurrió en los primeros Concilios. También los gnósticos, refutados por San Ireneo de Lyon, aumentaron la confusión al afirmar su mito del redentor redimido (dividiendo a Cristo en dos) y que solo los guiados por el espíritu podrán alcanzar la Salvación. Poco después la herejía pelagiana a la que San Agustín combatió, defendía que el hombre podía realizar obras buenas sin necesidad de la Gracia. Santo Tomás seguirá a San Agustín en su Comentario a las sentencias. De todo esto hablaron Stefano Abbate y Don Fulgencio Spa. Otra gran polémica en torno a la Gracia que tuvo lugar en España en torno al siglo XVI y la escolástica de la Escuela de Salamanca, que enfrentó a dominicos y jesuitas, fue “la disputa de auxiliis”, según contó Don David Torrijos.

También hubo ponencias más teologales que tenían como centro la vida de la Gracia: cómo el pecado original produce la herida de la concupiscencia en el hombre o el problema de la libertad, la cual verdaderamente se consigue en la contemplación de la Verdad, según Santo Tomás. Pues esta misma Gracia es la que eleva todo conocimiento humano hacia Dios, y así el hombre conseguirá la inhabitación en la relación trinitaria de Dios y alcanzará la bienaventuranza en la Vida Eterna. De estos temas hablaron Don José Ignacio Orbe o Don Xavier Prevosti.

Hubo además otros acercamientos a Santo Tomás desde otros puntos de vista como el espiritual, relacionando su pensamiento sobre la Gracia de Dios al camino de la Infancia Espiritual de Santa Teresita del Niño Jesús; o la eclesial, mostrando como Dios nos regala esta misma Gracia para llegar a la santidad a través de los sacramentos. De esto hablaron Don Esteban Medina y Don José María Manresa. También se habló de la época actual, de cómo los ataques de estos momentos a la familia disminuyen la esperanza en la Salvación, y de cómo, en el final de los tiempos, Dios conservará la creación primera perfeccionándola de manera máxima en la resurrección de la carne, según José María Alsina y Don Piotr Roszak.

El Simposio de Estudios Tomísticos de Barcelona terminó con la clausura de Don Ignacio Manresa, que afirmó que la única Salvación del hombre se encuentra en lo más íntimo del Corazón de Cristo, y con la Santa Misa presidida por el cardenal Juan José Omella. Esperemos que el pensamiento claro e iluminador del más santo de los sabios siga desentrañando las tinieblas de la modernidad, tan alejada de la Verdad, que el hombre no confíe en otra cosa que en la Gracia regalada de Cristo, y que no ponga su esperanza más que en que en la venida de su Reino Eterno; pues como afirmó Don Javier Pueyo Velasco en la ponencia de presentación:

“El hombre necesita a Dios, fuera de Él no hay Salvación”.

Puede obtener más información sobre el Simposio de Estudios Tomísticos aquí.

Belén Gómez Carmena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You May Also Like