¿Qué celebran los católicos en Año Nuevo? Octava de Navidad

Ayer celebrábamos la llegada de un nuevo año. Año del Señor 2021, a Él sea la gloria por los siglos…Dejamos atrás un año intenso, que nos ha dejado cosas malas, pero también muchas cosas buenas y gracias para nuestro bien, dadas por nuestro Señor. Procuremos buscar su gloria, gloria que tributamos en la liturgia, y que hemos de ver reflejada en nuestras vidas. Todos los años comienzan con una festividad, la festividad de la Octava de la Navidad. En la misa según la forma ordinaria se celebra la solemnidad de Santa María, Madre de Dios. Pero, en la misa tradicional, el rito romano inmemorial, se celebran varias fiestas en una sola, que a continuación veremos…

Año Nuevo: Octava de Navidad

En primer lugar, como hemos dicho, se celebra la Octava de la Navidad; así los antiguos sacramentarios denominaban a este día. Jesucristo nació hace una semana, y se cumple hoy la octava de este acontecimiento que es de gran gozo para el mundo, pues su Salvador ha venido. Hay algunas fiestas que tienen octava, debido a su importancia, como la Inmaculada o el Corpus; pero la Navidad es similar (un rango menor) a la Pascua y la de Pentecostés, y tiene su culminación en el día primero del año.

Año Nuevo: Circuncisión del Señor

Por otra parte, celebramos la fiesta de la Circuncisión del Señor; en este día, como leemos en el Evangelio, Jesús fue circuncidado, rito que expresaba su inserción en el pueblo de Israel, y que es figura de nuestro sacramento del bautismo: “Así ves cómo toda la ley antigua es figura de lo venidero, pues la circuncisión significa purificación de los delitos” (Oficio de Maitines, VII lectura del III nocturno). Es la primera vez que Jesucristo derrama su sangre para nuestra salvación.

Año Nuevo: Solemnidad de Santa María, Madre de Dios

Y, por último, este día es una fiesta de la Virgen. Tanto en la misa del día, cuyas oraciones están tomadas de la misa de la Virgen, como en el oficio divino, escuchamos ecos marianos que impregnan la liturgia: ¡Oh Dios, que por la maternidad virginal de santa María entregaste al género humano los tesoros de la salvación eterna!, concédenos la intercesión de la Madre de nuestro Redentor (Oración colecta). Por eso, la Iglesia comienza el año dedicando esta misa a la Madre de Dios. Antiguamente, se celebraba en Roma una de las misas en una de las basílicas dedicadas a Nuestra Señora.

Hemos visto, por tanto, la riqueza en festividades de este primer día del año. Que el Señor, cuyo nacimiento hemos celebrado, nos conceda estar siempre a su servicio, un año más en este 2021 que comenzamos.

Ad societátem cívium supernórum perdúcat nos Rex Angelórum.

@Miles_In_Bello

Imagen destacada: http://www.nd-chretiente.com/index-site.php?file=photos-pele&annee=2018 aquí

Más artículos del autor: Más artículos del autor:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like