Capullo de flor

Ante la decisión tomada en la Cámara de Diputados del Congreso argentino sobre la despenalización del aborto, a mediados de junio de 2018. Vale para el caso de la decisión tomada en este día funesto, 11 de diciembre de 2020

Rompe un llanto silencioso
de una Patria por sentir,
que en su tierra el hombre vil
por mayoría hizo oficioso
el arrancar ignominioso
la uva temprana de la vid.

Idus de junio acontecía,
como en el 82;
pero el soldado tenía voz,
y un arma que lo defendía.
Hoy impera la felonía,
el árbol mata su propia flor.

Tierno capullo de flor,
yo doy mi vida por vos.
Disparen las balas pongo mi pecho por él,
gustoso me entrego.
¡Cobardes! No ataquen, no se puede defender.
Mátenme primero.

Con angustia la Argentina,
con ayunos y oración,
tenía aflicto el corazón
por tantas vidas que perdía.
Pero lo que más le dolía
Era en sus hijos ver traición.

Esta batalla no termina,
tan solo acaba de empezar.
Con María en la eternidad
hay corderitos que ella cuida,
son esas vidas que vendrán
de Cristo escoltas al final.

Tierno capullo de flor,
yo doy mi vida por vos.
Disparen las balas pongo mi pecho por él,
gustoso me entrego.
¡Cobardes! No ataquen, no se puede defender.
Mátenme primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like

Vox: ¿votarlo o no votarlo? Esa es la cuestión.

Leí varios artículos días atrás sobre Vox y su problemática para un…

Comentario a la S.T.S 1.279/2.019, sobre la exhumación del cuerpo del Gral. Francisco Franco

      Leída la sentencia del Tribunal Supremo (S.T.S.) 1.279/2.019, sobre la…